Publicado por Dr. Mercola. Traducido por Vidasostenible

Los beneficios de tomar anticonceptivos orales pueden no compensar los riesgos. Según un estudio, mientras que las píldoras anticonceptivas pueden permitirle a la mujer tener relaciones sin temor de quedarse embarazada, pueden también extinguir su deseo sexual... permanentemente.

La píldora ha sido relacionada con un gran número de efectos secundarios, entre ellos:

  • Migrañas.
  • Coágulos sanguíneos.
  • Ganancia de peso.
  • Relaciones sexuales dolorosas.
  • Problemas con los orgasmos.

Sin embargo, el efecto secundario más silenciado es la tendencia de la libido femenina a disminuir al bajar sus niveles de testosterona. Los fármacos anticonceptivos ralentizan la producción de hormonas en los ovarios y aumentan los niveles de la globulina aglutinante con hormonas sexuales (SHBG), una sustancia química que mata a la libido.

Y aunque los expertos creían que esa disfunción sexual producida por tomar anticonceptivos orales desaparecería cuando una mujer dejara de usarlos, esto parece no ser lo que en verdad ocurre.

¿La Libido Permanentemente Dañada?

Los investigadores estudiaron a 125 mujeres jóvenes que visitaban una clínica de disfunciones sexuales, la mitad de ellas estaban tomando anticonceptivos orales, 40 los habían tomado previamente y 23 nunca habían seguido un tratamiento anticonceptivo.

Tras medir los niveles de SHBG de las participantes cada tres meses durante un año (a través de muestras sanguíneas), los investigadores encontraron:

  • Siete veces la cantidad de la hormona que mata a la libido (SHBG) estaba presente en las mujeres que tomaban anticonceptivos orales, comparada con la cantidad que tenían las mujeres que nunca habían usado la píldora.
  • Aunque los niveles de SHBG bajaban en mujeres que habían dejado de tomar la píldora, todavía se mantenían de tres a cuatro veces más altos que los de las mujeres que no tenían historia de uso de anticonceptivos orales.

Fuente: New Scientist May 27, 2005

El sistema endocrino humano es un impresionante complejo de enigmas que pocas personas, si alguien, entienden. Parece bastante obvio que controlar el ciclo menstrual de una mujer con hormonas sintéticas sería ciertamente un método ideal de control de natalidad reversible. Sin embargo, es innegable que usar este tipo de contracepción a largo plazo es realmente una prescripción para el desastre, ya que está cargado de enormes complicaciones potenciales. La ironía final es que la misma razón por la que están siendo usados, para disfrutar de relaciones sexuales sin quedarse embarazada, en realidad es justo lo que reducen, minan el mismo deseo de mantener relaciones.

Si no conoces las demás complicaciones que rodean a este método anticonceptivo, puedes leer sobre ellas en este artículo.

Aunque muchas puede que no estén dispuestas a dejar la comodidad de las pastillas por una planificación familiar natural, ésta ofrece una inocua y, si usada correctamente, efectiva alternativa a las píldoras anticonceptivas.